Ir al contenido principal

Desaprender para aprender, la nueva realidad del 2020

 

Increíble pero cierto.....

Quien nos diría que el año 2020 resultaría tan retador, tan impredecible, lo que nadie imaginaba ha ocurrido, una pandemia que cambio al mundo, que marcó nuestras vidas de alguna u otra manera.

Cuarentena, suspensión laboral, desempleo, ansiedad, depresión, obesidad, crisis matrimonial, educación a distancia, en fin, el Covid-19 ha modificado nuestro rol como mujer, madre, esposa, empleada o emprendedora, ha puesto a prueba nuestra capacidad de resiliencia, ha sacado lo peor y lo mejor de cada una de nosotras para poder sobrevivir. 

Nos ha despertado de la monotonía y cotidianidad, y nos ha situado en el lugar de repensar cómo seguiremos nuestras vidas, de dónde generaremos esos ingresos que garanticen nuestra supervivencia, que nos permitan continuar con nuestro nuevo estilo de vida, y digo nuevo porque seguramente, muchas de nosotras ha modificado o reducido gastos, para apalear el alza en los precios de la canasta alimenticia, de los combustible; aunado a la disminución de salarios o ingresos para las que son emprendedoras.

Hemos modificado hábitos y conductas para contrarrestar los efectos negativos que trae consigo la cuarentena. Pidiendo a Dios todos los días, que nos libre a nosotras y a nuestras familias de esa terrible enfermedad, con consecuencias tan desastrosas.

Es un momento histórico, para que en esta parada obligatoria en que nos encontramos, desaprendamos conductas y hábitos que ya no sirven, que ya no suman; y en cambio busquemos en nuestro interior, esa chispa que nos estimule cada día a levantarnos y empezar de nuevo, pero disfrutando esta vez el proceso, el trabajo, la familia y la paz interior, porque hoy más que nunca sabemos, que solo se vive un día a la vez.

 

Entradas populares de este blog

Una vida con propósito

Entender nuestro propósito de vida resulta un tema interesante, ya que inconscientemente cuando no lo conocemos y decidimos  buscarlo, nos surgen innumerables inquietudes que nos vemos precisados a contestar.  Veámoslo de la siguiente manera: el propósito funciona como un especie de brújula, si lo tenemos claro, nuestras acciones diarias van encaminadas a perseguirlo, por eso es muy importante que tomemos conciencia de los hábitos que diariamente practicamos. De manera que éstos tengan sentido, que más allá de obedecer a las tareas que debemos realizar, nos ayuden a lograr congruencia entre nuestras acciones diarias y nuestro propósito de vida.  No obstante, muchas veces no lo conocemos, porque vivimos en modo piloto automático, ejecutando comandos solo porque sí, lo urgente se antepone a lo importante y lo peor es que le damos permiso para que así sea. Es como decir que vivimos porque respiramos y satisfacemos nuestras necesidades básicas, pero nada más. Y esto es un err

Necesito vacaciones!!!!

Pensamiento muy común hoy en día, más de lo que te puedas imaginar, pero tranquila, no eres la única. Quién no quiere tomar vacaciones para viajar? Todas, o por lo menos la mayoría de nosotras. Sin embargo, la cruda verdad nos obliga aterrizar antes de tomar vuelo.  Sé práctica, piensa en turismo interno, dentro de tu país, unos días todo incluido en una playa no suena nada mal, y no es tan costoso, claro todo depende de la zona turística que te interese conocer. Algo importante a tomar en cuenta es buscar algo que no esté muy lejos de ti, es decir compensa el costo de la estadía con la cercanía geográfica, de lo contrario si optas por un destino vacacional a una distancia importante, quizás debas recortar los días, y ésto lo hace poco atractivo, la verdad. Seamos claras, cuando sientas que el cuerpo te pide a gritos un descanso, hazle caso, el desgaste físico se manifiesta en tu estado de ánimo, en tu salud y en tu entorno. Aprende hacer un stop en tu jornada y arma unas min

Prepara tus finanzas para el próximo año!!

No cabe duda, en lugar de programar el año completo (señores son doce meses) invertimos más tiempo planificando y cuadrando nuestras vacaciones, luego de revisar de cabo a rabo, el calendario laboral y de tomar todos los puentes posibles. Que aun con todo no son mas de 4 semanas. Debemos despertar de ese letargo aéreo, ponernos las pilas, lápiz y papel para plasmar los resultados porque tenemos 12 meses (365 días) para obtenerlo!!!. No podemos seguir viviendo a la expectativa de lo que nos depara el ''futuro" (que mas bien son circunstancias desfavorables). Estamos a final de año y ya empecé anotar mis propósitos para fin del próximo año. Tan sencillo como enumerar las cosas que son mas importantes para mi. Estamos claro que no podemos controlar todo, pero debe ser muy bueno saber que no quedamos a la intemperie de eventualidades.   No me malinterpreten, no quiero parecer trágica ni mucho menos, pero ya esta bien de haber pasado tantos años de mi vid