Ir al contenido principal

Desaprender para aprender, la nueva realidad del 2020

 

Increíble pero cierto.....

Quien nos diría que el año 2020 resultaría tan retador, tan impredecible, lo que nadie imaginaba ha ocurrido, una pandemia que cambio al mundo, que marcó nuestras vidas de alguna u otra manera.

Cuarentena, suspensión laboral, desempleo, ansiedad, depresión, obesidad, crisis matrimonial, educación a distancia, en fin, el Covid-19 ha modificado nuestro rol como mujer, madre, esposa, empleada o emprendedora, ha puesto a prueba nuestra capacidad de resiliencia, ha sacado lo peor y lo mejor de cada una de nosotras para poder sobrevivir. 

Nos ha despertado de la monotonía y cotidianidad, y nos ha situado en el lugar de repensar cómo seguiremos nuestras vidas, de dónde generaremos esos ingresos que garanticen nuestra supervivencia, que nos permitan continuar con nuestro nuevo estilo de vida, y digo nuevo porque seguramente, muchas de nosotras ha modificado o reducido gastos, para apalear el alza en los precios de la canasta alimenticia, de los combustible; aunado a la disminución de salarios o ingresos para las que son emprendedoras.

Hemos modificado hábitos y conductas para contrarrestar los efectos negativos que trae consigo la cuarentena. Pidiendo a Dios todos los días, que nos libre a nosotras y a nuestras familias de esa terrible enfermedad, con consecuencias tan desastrosas.

Es un momento histórico, para que en esta parada obligatoria en que nos encontramos, desaprendamos conductas y hábitos que ya no sirven, que ya no suman; y en cambio busquemos en nuestro interior, esa chispa que nos estimule cada día a levantarnos y empezar de nuevo, pero disfrutando esta vez el proceso, el trabajo, la familia y la paz interior, porque hoy más que nunca sabemos, que solo se vive un día a la vez.

 

Entradas populares de este blog

Una vida con propósito

Entender nuestro propósito de vida resulta un tema interesante, ya que inconscientemente cuando no lo conocemos y decidimos  buscarlo, nos surgen innumerables inquietudes que nos vemos precisados a contestar. 
Veámoslo de la siguiente manera: el propósito funciona como un especie de brújula, si lo tenemos claro, nuestras acciones diarias van encaminadas a perseguirlo, por eso es muy importante que tomemos conciencia de los hábitos que diariamente practicamos. De manera que éstos tengan sentido, que más allá de obedecer a las tareas que debemos realizar, nos ayuden a lograr congruencia entre nuestras acciones diarias y nuestro propósito de vida. 
No obstante, muchas veces no lo conocemos, porque vivimos en modo piloto automático, ejecutando comandos solo porque sí, lo urgente se antepone a lo importante y lo peor es que le damos permiso para que así sea. Es como decir que vivimos porque respiramos y satisfacemos nuestras necesidades básicas, pero nada más. Y esto es un error, porque cada…

Metas de Año Nuevo!!!

Debo ser honesta, desde noviembre del año pasado he venido escribiendo mis metas de año nuevo, ya saben, cambiando, agregando, depurando y agregando otra vez y terminé con un listín de cosas por hacer,con sus respectivas fechas claro está, porque el solo hecho de listarlas no hace que sucedan, hay que trabajar en ellas todos los días!!!
Es curioso porque no sabía que eran tantas y realmente son cosas que me mueven y me motivan aprender y aunque son distintas entre sí, van de la mando en mi búsqueda por alcanzar ese equilibrio personal. 
Aclaro, que el equilibrio, varía de persona a persona, y lo que puede ser importante para mi, no lo sea para ti, pero créeme, resulta hasta terapéutico hacer la tarea de vaciar aquellas ideas buenas y no tan buenas que  giran y giran dentro de nuestra cabeza, porque sientes que organizas las prioridades y tu vida empieza a tener otro sentido.  
Este ejercicio de escribirlas, te obliga a ponerle horario y fecha de cumplimiento y es cuando empiezas una carr…

Despierta el emprendedor dentro de ti

Si!!! así como le lees, todos tenemos un espíritu emprendedor, unos mas dormidos que otros. Pero lo importante es que ya lo sabes, lo tienes. Desempolva esa idea de negocio que siempre has tenido y que cada vez que quiere salir, la empujas dentro del closet porque no es el momento correcto. Pero te tengo un dato, el momento correcto no existe, nunca ha existido, generalmente es producto de momentos extremos que te obligan a dar ese plus adicional, ya sea porque tocas fondo a nivel personal (sabemos que el tema de pareja o familia es complejo y profundo), o si pierdes tu trabajo, y ohhh sorpresa, resulta que debes mantener a tu familia o a ti mismo, y adivina que? nadie tiene una planta de dinero sembrada en el patio, y mucho menos un plan de ahorro a largo plazo sabiamente invertido, que te provea esa tranquilidad emocional. Por el contrario, muchos proyectos de negocios exitosos hoy en día no fueron concebidos como tal, generalmente la idea original era muy diferente, pero esa person…